lunes, 16 de septiembre de 2013

El actor aparece... ¡y soy yo!

De pronto... los animales que estábamos dramatizando, se van transformando, de a poco, hacia personas. Nos cuesta creerlo, pero ¡sí... estamos actuando! Los animales ya se presentan, hablan, como nosotros...
Estas son algunas de las improvisaciones de los chicos, con su frescura, basados en una técnica teatral para preparar un personaje a partir de un animal. Ellos pensaron cada situación, a partir de un objeto, para darle vida a su personaje.
Nuestro siguiente paso será comenzar a pensar cómo llevaremos a cabo la obra "Príncipe y mendigo", de Mark Twain, pero adaptada a texto teatral, por ellos mismos. ¡Felicitaciones quinto!
video


No hay comentarios:

Publicar un comentario